Cine y TV CPA Online Postproducción

La edición y el montaje por géneros (II): Diálogo

7 junio, 2016
Montaje y edición género diálogo

Las secuencias de diálogo son, probablemente, las que a priori dan menos libertad al montador o editor para desarrollar su creatividad profesional.

Básicamente, y dentro del cine clásico y el lenguaje televisivo (donde se abusa en ocasiones de este tipo de secuencia) el trabajo de montaje y edición se limita a pasar de un plano a otro de los personajes que mantienen el mencionado diálogo durante la duración de la secuencia, comenzando, intercalando o terminando con un plano más amplio que ubica a los individuos respecto del espacio que ocupan en la escena.

En función del interés del diálogo, o de la maestría del guionista o del director para que el mismo se convierta en algo interesante para el espectador, el montador o editor tomará unas decisiones u otras a la hora de enfrentarse a una secuencia de diálogo.

Si el guion contiene una buena calidad y un rico subtexto, y este se acompaña de una puesta en escena sugerente desde el punto de vista psicológico, el trabajo de montaje se limitará a mostrar todo lo anterior.

Pero si la secuencia de diálogo no tiene demasiado interés para el avance de la narrativa o es pobre tanto en continente como en contenido, ahí entra el trabajo de postproducción, junto con el del director en el set de rodaje, para procurar generar el interés sobre la misma que no se ha conseguido por medio del guion.

Desde el punto de vista del montaje y la edición, las decisiones estarán relacionadas con el uso más o menos intenso de planos cerrados, o utilizar un mayor número de tomas subjetivas que objetivas. Usar el contraplano del personaje que escucha, y no el plano del que habla, jugar con las emociones y las expresiones de los partícipes del diálogo, abusar o no del cruce constante de planos entre personajes…

Siempre que el contenido del diálogo pueda apoyarse de manera visual, enfatizando lo que se dice y no lo que se quiere decir, enriquecerá el resultado final de una secuencia de diálogo. Pero cuidado, el montador o editor nunca debe traspasar la línea roja de despistar al espectador de lo realmente importante, sobre todo si la secuencia de diálogo contiene elementos estructurales que hagan avanzar la narrativa posterior del filme.

    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento UE 2016/679) y en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:

    - Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U con NIF A-50973098, dirección en C/ Violeta Parra nº 9 – 50015 Zaragoza y teléfono 976.700.660.

    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de SEAS. 

    - En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.

    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.

    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.

    - Los derechos que te asisten: (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento, (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD).

    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com

    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad